jueves, 6 de abril de 2017

Capilla Cementerio

Antiguamente, en Valparaíso se enterraba a los muertos en las iglesias y conventos si tenían los medios o en el campo y el mar a los demás. Así, se utilizó para estos fines el cerro de San Francisco, la quebrada de San Agustín, los alrededores del hospital San Juan de Dios, la subida al cerro Barón, e incluso la fosa del castillo San José, donde fueron sepultados los fallecidos de la Essex.

En 1821, la municipalidad acordó destinar un terreno alejado de la población para Panteón, decidiéndose que el lugar más apropiado era una planicie en los altos del cerro Márquez perteneciente al convento de San Agustín. Sin embargo, el camino era difícil y accidentado. Al año siguiente se pensó en el cerro Merced, pero finalmente se utilizó una loma perteneciente a los descendientes de Luis Venegas.

Si bien en 1822 ya se hacían entierros en este lugar, como lo atestigua Maria Graham, no fue hasta 1825 en que se oficializó la compra del actual cerro Panteón. Acto seguido, se destinó una parte al cónsul británico para que estableciera el actual cementerio de Disidentes.

El 4 de septiembre de 1827 se otorgó permiso al cura de esta ciudad para bendecir la capilla y el cementerio. En 1863, se remodeló la capilla, incorporando una alta torre con reloj de cuatro esferas, que era visible desde distintos puntos de la ciudad.

Sin embargo, el terremoto de 1906 provocó numerosos daños en el cementerio, derrumbándose la torre, por lo que finalmente la capilla fue demolida. Actualmente, en el lugar se ubica el acceso principal al campo santo.
GALERÍA FOTOGRÁFICA




La capilla se ubicaba en el acceso al cementerio, marcado con el número 52. Plano de 1853.

El cementerio en un plano de 1854.

En 1876


En 1886


El cerro del Cementerio visto desde la quebrada Elías en 1834, según un dibujo de Conrad Martens. Destaca la torre de la capilla, enfrentando la entrada del Cementerio de Disidentes.

El cementerio hacia 1852, con la capilla y su antigua torre.

El cementerio y los restos de la antigua torre de la capilla, poco antes de ser reemplazada.




La nueva torre de la capilla.

El cementerio en 1872.

El cementerio a finales del siglo XIX.


A comienzos del sigo XX

A comienzos del siglo XX.


A finales del siglo XIX.


La silueta de la torre de la capilla en 1903.



Hacia 1903.


A finales del siglo XIX.

En 1906, unos días antes del terremoto.



En 1906, después del terremoto.


Las ruinas de la capilla


Las ruinas de la capilla, después del terremoto de 1906.

BIBLIOGRAFÍA
  • García Fernández, Raúl. Valparaíso Intrahistoria. Inédito.
  • Martín y Manero, Vicente. Historia Eclesiástica de Valparaíso. 1890. Imprenta del Comercio. Valparaíso. 2 tomos.


No hay comentarios: